4 jul. 2008

INFORME GREENPEACE 2008

Reganosa: entrada sin freno en la ría de Ferrol



Reganosa es una empresa participada por Endesa, Unión Fenosa, el Grupo Tojeiro, Caixa Galicia, Sonatrach
y la Xunta de Galicia, que ha construido un planta regasificadora en Punta Promontorio, en Mugardos,
en el interior de la ría de Ferrol. La planta comenzó a operar en fase de pruebas en mayo de 2007 y
en noviembre de ese mismo año recibió la licencia comercial definitivaCXXXIV.
La planta almacena Gas Natural Licuado (GNL) y presenta un riesgo inherente por sus características
físico-químicas. El gas natural licuado se encuentra a 162ºC bajo cero, lo que le permite ocupar 600
veces menos espacio del que ocuparía a temperatura ambiente. Cuando el GNL entra en contacto con
el agua, al tener menor densidad, forma una capa sobre ella. Sin embargo, en cuanto comienza a
enfriarse se vaporiza rápidamente. La nube de vapor comienza a absorber el calor de alrededor y cuando
alcanza 170ºC bajo cero empieza a dispersarse. Al principio, como los gases son más densos que
el aire, se forma una nube que parece niebla. Esta nube desplaza el oxígeno lo que conlleva un riesgo
de asfixia. Además, los vapores son inflamables cuando se encuentran en una concentración entre el 5-
15% en el aireCXXXV.
En caso de un vertido al agua de GNL los impactos más significativos ocurrirán en los primeros 500
metros, con impactos menores más allá de los 1.600 metros. En caso de grandes vertidos, y si la nube
de vapor no se incendia, ésta se puede extender más allá de los 1.700 metrosCXXXVI.
Por todas estas razones, la localización de la planta es un auténtico despropósito. La planta se ha construido
a 800 metros de Mugardos, a 1000 metros de un arsenal militar y junto a un complejo petroquímico,
lo que podría propiciar una catástrofe aún mayor en caso de accidente. Además, los buques gaseros no podrían abandonar la ría de forma inmediata y por sus propios medios en caso de emergencia,como exigen las normas europeas. En la ría de Mugardos se ven obligados a esperar para salir hasta que haya pleamar




Pero más allá del riesgo de accidente, las operaciones de Reganosa suponen una agresión ambiental
sobre la ría. Reganosa utiliza agua para vaporizar el gas natural licuado, que devolverá a la ría 6ºC más
fría y contaminada con sustancias biocidas59 utilizadas para que el agua circule por los circuitos de la
planta y evitar daños en las instalaciones. Este retorno al ecosistema de la ría tendrá una influencia negativa
sobre las comunidades biológicas y los bancos marisqueros de la zona.
Pero todavía se está en espera de un fallo del Tribunal Supremo sobre Reganosa. Este tribunal dictó sentencias
contrarias a la empresa por irregularidades en el procedimiento de autorización que fueron recurridas
por Reganosa y uno de sus propietarias, la Xunta de Galicia.




A CORUÑA. MUGARDOS
La Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia puso en marcha el pasado mes de diciembre la
llamada Operación Virgin contra la corrupción urbanística en Mugardos. Se investiga una trama urbanística
que supuestamente desviaba obras a un estudio de arquitectura de Fene, dentro de una
cadena de favores y tráfico de influencias que favorecían los intereses particulares de los imputados,
que son seis hasta el momento: la aparejadora municipal Carmen Piñeiro; el policía local Ovidio
Torrente; la arquitecta Julia Cortizas que trabajó como asesora en el Ayuntamiento en 2006; su hermano
y colaborador en el estudio de arquitectura Xcale, Pedro Cortizas, y la arquitecta, también perteneciente
al mismo estudio, Elia Estraviz. Todos ellos están imputados por los supuestos delitos de
tráfico de influencias y de negociaciones prohibidas a funcionarios. El alcalde de Mugardos, Xosé Fernández
Barcia, está también acusado de un presunto delito de prevaricación.



Reganosa compró en 4,4 millones una finca registrada por 15 veces menos
El ex conselleiro Orza era socio de la empresa que vendió los terrenos

ELPAIS.com

"Es un pelotazo urbanístico, y la razón por la que se ubicó la planta dentro de la ría incumpliendo la ley y sacrificando la seguridad de los ciudadanos". La controversia que rodea a Reganosa volvió a elevarse ayer después de que el Comité Cidadán denunciase que la operación de venta de los terrenos en los que se asienta la planta de gas le reportaron "una plusvalía del 2.000%" al grupo Tojeiro, en el que participaba como socio el anterior conselleiro de Economía del PP, José Antonio Orza. Reganosa niega que se especulara con los terrenos y sostiene que la operación "se ajusta al precio de mercado".
Los terrenos que ahora ocupa la regasificadora de Mugardos en la parroquia de Mehá, al sur de la ría de Ferrol, fueron segregados de una finca matriz que pertenecía a Forestal del Atlántico, un complejo petroquímico propiedad del Grupo Tojeiro, promotor y accionista de Reganosa (18%), situado justo al lado de la planta de gas, como ya informó este diario. La finca, de 75.849 metros cuadrados, se inscribió en el Registro de la Propiedad de Pontedeume el 2 de febrero del 2001 por un importe de 285.480,75 euros y fue adquirida por Reganosa sólo un mes después por un importe total de 4.429.459, 21 euros, quince veces superior al valor inicial.
La fecha de la compra, el 23 de marzo del 2001, coincide, según el comité, con la fecha de ampliación del capital de Reganosa -6 millones de euros- suscrito por la Xunta y otras entidades que conforman el accionariado de la compañía gasística. Reganosa pagó a 58 euros por metro cuadrado unos terrenos que apenas 50 días antes se valoraron en 3, 75 euros por metro y que le habrían reportado al grupo Tojeiro unos beneficios superiores a cuatro millones de euros.
El Comité Cidadán de Emerxencia, que agrupa a los opositores a la instalación, denunció ayer que la adquisición se materializó en 2001, durante el gobierno de Manuel Fraga y siendo José Antonio Orza conselleiro de Economía "y la vez socio accionarial" del grupo Tojeiro. Orza tenía entonces una pequeña participación en la sociedad Intasa, que a su vez era propietaria del 31% del capital de Forestal del Atlántico.
"Nos encontramos que Orza actuaba escogiendo la ubicación, fijando los precios y pagando con fondos públicos los terrenos y recibiendo, por otra parte, los beneficios generados para su propio interés particular a través de Forestal del Atlántico" afirmó Humberto Fidalgo, portavoz del Comité. El colectivo remitió la documentación a la Fiscalía del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia para ampliar una querella interpuesta hace unos meses, en la que denunciaban el pacto secreto entre la Xunta de Fraga y los accionistas que garantizaba de antemano la viabilidad económica de la instalación en Mugardos, al considerar que la operación urbanística implica al anterior ejecutivo en actuaciones "delictivas".
"Este bipartito no puede ser tan inmoral como el gobierno anterior", manifestó Fidalgo, quien instó a la Xunta a deshacerse del 10% del accionariado de Reganosa e investigar la adquisición de otras diez parcelas de menor tamaño compradas por la compañía gasística a Forestal del Atlántico. Un portavoz de la compañía consultado ayer por este diario aseguró que la operación "se ajusta al precio de mercado" y subrayó que se trató de "una compra razonable en una operación transparente".



La ría de Ferrol, "enferma crónica"
La ensenada registra niveles de contaminación similares a los que causó en 2002 el fuel del 'Prestige' en las zonas afectadas por la marea negra

ELPAIS.com

Es la más pequeña y angosta de todas las rías, con una riqueza marina comparable a la de Arousa, 18 veces mayor. Pero la ría de Ferrol está particularmente "enferma y su dolencia es crónica". "Padece de contaminación crónica", asegura Victoriano Urgorri, responsable de la Estación de Bioloxía Mariña de A Graña (Ferrol). "Está amputada, algunas partes ya se han perdido para siempre, otras, con voluntad y conciencia cívica, todavía son recuperables". Las causas de esta dolencia son tantas como sus males. Contaminación orgánica, vertidos industriales, sobreexplotación, rellenos e ingentes obras civiles como el puerto exterior han alterado el curso de las corrientes afectando al ecosistema marino. "Todos estos elementos tienen un efecto sinérgico y el resultado es desastroso. Es una contaminación silenciosa y menos visible que la del Prestige, pero igualmente grave", explica Urgorri.
A sus espaldas, la ría tiene un dilatado historial de obras y rellenos -más de tres millones de metros cúbicos-, vertidos orgánicos e industriales nunca depurados. Arsenal militar desde el siglo XVIII y puerto refugio en tiempos de guerra, la ría se transformó en una de las mayores factorías navales de Europa con los astilleros de Bazán y Astano. Futura plataforma industrial de la comarca con su puerto exterior y, en los últimos meses, escenario de las protestas de los mariscadores contra la ubicación de una planta de gas en su interior. Sin embargo, la instalación de Reganosa no supone, según Urgorri, "un problema ambiental". Un informe realizado por éste y otros biólogos con las universidades de Santiago y Vigo desmiente a los mariscadores, que vaticinaron un descenso en la temperatura de las agua y un grave perjuicio para el marisqueo.La ría de Ferrol se salvó por los pelos -y las corrientes- de la marea negra del Prestige, pero sufrió las inesperadas consecuencias de una plataforma marítima, la Discoverer Enterprise, que en enero de 1998 soltó amarras en la antigua Astano y se fue a estrellar contra el puente de As Pías, sembrando de cascotes este banco marisquero rico en almeja. Los trozos de asfalto sirvieron a los mejillones para crecer por toneladas y anular a los bivalvos.
Con este extenso currículum, las causas de la contaminación en la ría ferrolana, responden, según Urgorri, a tres factores. El primero, orgánico, deriva de los vertidos de los más de 150.000 habitantes del entorno de la ría, todavía sin depuradoras. El segundo, procede de los vertidos industriales que durante años han emitido empresas como Navantia, la metalúrgica de Megasa o el complejo petroquímico de Forestal del Atlántico, situada junto a Reganosa.
El tercero responde a las obras civiles realizadas en la línea de costa, como la dársena de Caneliñas, con un dique de abrigo de 1.050 metros que ha variado el rumbo de las corrientes. En la estación marina de A Graña explican que, tras el Prestige, se practicaron mediciones y se encontraron en Ferrol los mismos niveles de contaminación que en las zonas afectadas, pero con otras causas. "Una contaminación tan grave como la del Prestige la hay continuamente en esta ría. A veces parece que es necesario que el deterioro sea trágico para que la gente se percate".
Del fondo de una ría en la que operan alrededor de medio millar de mariscadores ha salido desde una lavadora hasta una bicicleta. No todo el marisco extraído puede venderse directamente en el mercado y Pesca obliga a los mariscadores a trasladarlo durante un tiempo a aguas limpias para que el producto se depure. Los grandes bancos fueron catalogados como zona C -los de mayor contaminación- por una normativa comunitaria que sublevó a los mariscadores ferrolanos. El Ministerio de Medio Ambiente construye en Ferrol la primera depuradora para la cara norte de la ría, que no funcionará al menos hasta el 2009. Mientras, la Xunta mueve las fichas para construir en Ares la segunda depuradora para el sur de la ría.
Con motivo de la Semana de la Ciencia, la estación de Bioloxía Mariña de A Graña abrió sus puertas a un taller a fin de mostrar el "diminuto mundo vivo que hay bajo nuestros ojos" a un grupo de biólogos y profesores de secundaria para acercarlos al ecosistema oculto de las rías gallegas. "Se trata de despertar una mayor conciencia social, educar en valores medioambientales", dice Urgorri. ¿Son necesarias más leyes? "Existen leyes y existen normas para proteger el medio natural. Sólo hay que obligar a su cumplimiento".

No hay comentarios: