7 ene. 2009

Moutazz AbuRamadan cooperante palestino en Gaza

  • Es aquí donde estamos sufriendo la guerra más brutal que hemos visto en mucho tiempo contra la maquinaria de guerra israelí.
  • Hoy no me he levantado con el habitual canto de los pájaros. He sido despertado por unos cazas F-16 israelíes rompiendo la barrera del sonido con sus bombardeos. Durante varios meses, los habitantes de la franja de Gaza tienen, como yo, que acostumbrarse a lavarse sin agua caliente. A vivir en la oscuridad sin electricidad.
  • Escucho cómo una de las bombas que me despertó por la mañana atacó la casa de una familia amiga, la Daya. En la casa había 17 personas que han sido aplastadas. Me siento mal. ¿A quién puedo dar mis condolencias? La familia entera ha sido masacrada.
  • No soy un terrorista. Tengo que ver los cadáveres de mis amigos y sus familiares víctimas de este bombardeo sin sentido. Tengo que ver desde casa cómo los perros se comen los cadáveres mientras los soldados israelíes se deleitan con sus hazañas.

No hay comentarios: