11 ene. 2009

Jóvenes israelíes, encarcelados por negarse a entrar en el ejército

Tamar Katz, de Tel-Aviv, tiene 19 años y lleva 50 días recluida, cumpliendo su tercera pena de prisión por negarse a formar parte del ejército israelí. "No estoy dispuesta a convertirme en una de las personas que empuñan un arma apuntada indiscriminadamente a civiles de Palestina", manifestó en la declaración en la que se negó a prestar el servicio militar.

Ella es un Shministim, estudiantes encarcelados por rechazar entrar en el ejército que ocupa los Territorios Palestinos. Estas personas se niegan a servir en el ejército debido a su oposición a la presencia militar de Israel en los Territorios Palestinos Ocupados y a las prácticas del ejército israelí en dicha región. Consideran que, al alistarse, participarían en la comisión de abusos contra los derechos humanos con los que no desean tener vinculación alguna. El 18 de diciembre marcó el inicio de una campaña global para liberarles de la cárcel que ya ha recibido más de 20.000 adhesiones

No hay comentarios: