23 jun. 2009

El magistrado que admitió la querella contra Garzón justificó el golpe de Estado del 36

El juez Prego alabó el "alzamiento" de Franco en público
El magistrado que admitió la querella contra Garzón justificó el golpe de Estado del 36

Juez y parte. El magistrado del Tribunal Supremo Adolfo Prego de Olíver, ponente del auto que admitió a tramite la querella del sindicato ultraderechista Manos Limpias contra el juez Baltasar Garzón por investigar los crímenes del franquismo, ha intervenido en los últimos años en, al menos, dos actos públicos en los que justificó el golpe militar de 1936.

Dichos actos, celebrados el 26 de enero de 2005 y el 14 de febrero de 2007, tuvieron como escenario el Casino de Madrid, una emblemática institución privada de la capital de cuya junta directiva el propio juez Prego forma parte. En ambos, el magistrado del Supremo ejerció idéntico papel: pronunció el discurso que dio paso a sendas conferencias del escritor Pío Moa, uno de los principales representantes del revisionismo histórico que pretende justificar el "alzamiento" de julio de 1936 como la respuesta a un supuesto golpe de Estado previo realizado por el Frente Popular.

Durante sus intervenciones, Prego no sólo no escatimó elogios al polémico conferenciante "una de las cabezas mejor amuebladas y mejor ventilada de este país" sino que también hizo suyas las cuestionadas tesis que defiende Moa "se ha convertido en una demostración argumentada, documentada de una realidad que no se quería ver". En su intervención, Prego también hizo referencia al, en su opinión, "proceso de sovietización" que supuso la llegada al poder del Frente Popular , y califició el golpe de Estado del general Franco como "contrarrevolución", según se recoge en dos ejemplares de la propia revista interna del Casino de Madrid.

Firmante del manifiesto
Ocho meses después del segundo de estos actos, y cuando aún era vocal del Consejo del Poder Judicial (CGPJ), el magistrado Prego firmó un manifiesto contra la Ley de Memoria que apareció publicado tras la aprobación de ésta.

El manifiesto, que aún se puede consultar en el blog de Pío Moa, insistía en la idea de exculpar a los golpistas del estallido de la guerra y de achacar toda la responsabilidad al Frente Popular, integrada, según el documento firmado por Prego, por "agrupaciones marxistas radicales, estalinistas, anarquistas, racistas sabinianas, golpistas republicanas y nacionalistas catalanas, todas ellas ajenas a cualquier programa de libertad".
Fue precisamente su apoyo a este manifiesto uno de los argumentos esgrimidos por asociaciones que defienden la memoria histórica para pedir su recusación en la causa de Manos Limpias contra el juez Garzón. Sin embargo, el alto tribunal rechazó una semana después la pretensión de estos colectivos.

Prego, que forma parte del patronato de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), ya había hecho alarde de su postura ante el franquismo en reuniones internas del CGPJ. En una de ellas, se opuso vehementemente a que el órgano de Gobierno de los jueces acordara reparar a los magistrados, fiscales y secretarios judiciales que sufrieron represión por haber defendido la legalidad republicana.

En otra, pidió explicaciones al entonces presidente del CGPJ, Francisco Hernando, por un curso de la Escuela de Verano del Poder Judicial en el que se debatió sobre la reparación a las víctimas de la dictadura.
*Fuente: Público.es, 22 de junio de 2009 http://www.publico.es/espana/233779/juez/prego/alabo/alzamiento/franco/publico

Y esto es un juez??Se puede ser imparcial pensando así??

2 comentarios:

Enrique Carrera dijo...

La verdad es que pensando así no se puede ser imparcial. Pero es igualmente cierto que en el caso de la guerra civil NADIE es imparcial.

Si es cierto que el golpe de Estado, iniciado en un primer momento por el general Mola y continuado por Franco fué un echo lamentable de nuestra historia, no cabe excusar a ninguno de los bando.

La verdad es que me resulta muy molesto ver como se tiende a poner a unos de "buenos" (ahora al bando republicano, durante la época franquista al bando nacional) y a otros de malos. Ambas son falsas. La verdad es que estudiando detenidamente la historia, desde una perspectiva neutral, te das cuenta de que ambos bandos fueron totalmente execrables, y no tenían ninguna excusa para cometer las barbaridades que cometían.

Si bien es cierto también, que la guerra civil fué una consecuancia lógica de la situación en la que estaba el pais. No estoy diciendo que la culpa fuera de unos u otros. Estoy diciendo que tal y como estaba la cosa, lo raro es que no se acabara en un enfrentamiento civil. De echo creo que tienen razón los que opinan que la guerra civil comenzó realmente en 1934. Solo un apunte de porque digo esto: a Barcelona lo llamaban "el pequeño Chicago".

La ley de "des"memoria histórica, es una aberración contra la inteligencia de cualquiera. No pretende hacer justicia. Pretende tomarse la revancha. ¿Tiene esto sentido?¿Como puede un presidente del gobierno promover semejante disparate?

Con respecto al juez... pues no es imparcial. Es gilipollas. Como todos los de ultraderecha o de extrema izquierda.

Enrique Carrera dijo...

Me alegra ver que se aceptan opiniones no compartidas en este blog. Eso nos enriquece a todos, siempre que nos tratemos con el debido respeto. Y en este punto has demostrado ser un caballero. "Al cesar lo que es del cesar".

Por otro lado, de la ley de memoria histórica no me parece mal que se quieran exhumar los cuerpos de los ASESINADOS (y lo escribo en mayúsculas, porque fueron asesinatos). Es lógico y normal. Con lo que no estoy deacuerdo es conque haya que ir quitando ahora nombres de calles y estatuas por doquier. Que se quite la estatua como se hizo en Ferrol con la de Franco, para hacer unas obras que nos beneficien a todos, lo veo totalmente correcto. Ahora, el tenerlas no quiere decir que se exalte su figura. Es bueno tenerla como tienen los polacos el campo de Auschwitz, para que no se olvide lo que ocurrió.

Con respecto a los bandos en la guerra civil. En fin, aquello fué un cachondeo. Realmente no se puede decir que fuera el bando del gobierno de la república. Fué más bien un conglomerado de demócratas convencidos, anarquistas y gente de diferentes izquierdas, sumada también gente que ni iba ni venía con el tema, pero que se hizo del mismo bando del que le apuntaba con el fusil.

Para mi la república fué el peor momento de la historia de españa, porque la gente se mataba por ideas políticas. Literalmente. ¿Y que sentido tiene eso? Yo lo que no quiero es volver a eso. Estar en monarquía o en república, desde el punto del vista pragmático es lo mismo. La verdad es que ni soy monarquico ni republicano. Me es indiferente.

País federal. No es que me parezca mal la idea. Pero ya es un sistema de autonomías y supone un coste exagerado para el supuesto beneficio que tienen. Si desde un punto de vista pragmatico la vida de la gente va a ser mejor (va a tener más posibilidades de empleo, se va a controlar mejor a los maltratadores, o va a mejorarse la educación de nuestros hijos) pues por mi genial. No soy idealista en ese sentido. Soy muy pragmático.

Curiosidad durante la guerra: La iglesia de A Graña fué quemada por anarquistas, que acusaron de ello a mi bisabuelo, al que metieron en la carcel 1 mes por ese supuesto delito.Y al que casi condenan a muerte. Por cierto, el cura murió en el incendio. Al padre de un vecino de allí lo fusilaron en el patio de su casa, con este hombre delante. Estos si fueron del bando nacional. No hubo bando bueno. Todas las guerras son lo mismo.

un saludo.